NUESTRA HISTORIA

Anthony & Carla, conocidos mundialmente por su apasionada interpretación de la Bachata Dominicana, han dejado una huella profunda en el mundo de la danza y la enseñanza. Fundaron Dominican Flow en 2015, una academia que se ha convertido en una referencia obligatoria para aquellos que desean aprender los secretos y la esencia de esta hermosa manifestación bailable.

Esta enérgica pareja, formada por Anthony, un dominicano lleno de pasión y carisma, y Carla, una española con un amor genuino por la cultura dominicana, ha cautivado a numerosos corazones a lo largo de los años. No solo se destacan por su hermosa forma de bailar, sino también por la autenticidad con la que transmiten su amor por la Bachata y por el vínculo especial que han creado entre ellos a través de la danza.

Más allá de ser consumados bailarines, Anthony y Carla también han demostrado su talento como artistas. Su espectáculo de bailes tradicionales dominicanos ha sido ampliamente aclamado en festivales y eventos especiales en todo el mundo, llevando la esencia de la cultura dominicana a diferentes rincones del planeta.

El trabajo incansable de Anthony y Carla ha sido fundamental para dar a conocer la belleza y la riqueza de la Bachata Dominicana en diferentes países. Como embajadores internacionales de la bachata, su labor ha sido reconocida y respaldada por el gobierno dominicano. Su compromiso con la promoción de la danza y la cultura ha llevado su arte a países como Canadá, Estados Unidos, Holanda, Alemania, Francia, Italia, Suecia, Túnez y muchos otros lugares, donde han dejado una profunda impresión en cada persona que ha tenido la oportunidad de presenciar su talento.

Desde que comenzaron su camino en el mundo de la danza en 1995, Anthony y Carla han trabajado incansablemente para perfeccionar su arte y compartirlo con el mundo. Su pasión por la Bachata Dominicana y el Merengue es contagiosa, y sus alumnos se han convertido en testigos de la dedicación y la entrega que estos embajadores tienen para con su arte.

A lo largo de los años, Anthony y Carla han inspirado a innumerables personas a seguir sus pasos y sumergirse en la maravillosa cultura de la República Dominicana a través de la danza. Su trabajo en la enseñanza ha sido fundamental para preservar y difundir la esencia de la Bachata Dominicana, asegurando que las generaciones futuras también puedan disfrutar y aprender de este hermoso arte.

Más que solo bailarines y profesores, Anthony y Carla son embajadores culturales cuyo legado perdurará a través de las generaciones. Su amor por la Bachata Dominicana y su dedicación a la enseñanza han dejado una huella imborrable en el corazón de quienes han tenido el privilegio de conocerlos y aprender de ellos. Su pasión por la danza y su conexión especial han demostrado que el arte trasciende fronteras y que, a través de la música y el baile, se pueden comunicar emociones y culturas de manera universal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad